La Página de DriverOp

Por qué el ateísmo no es una religión ni puede serlo.

En este ensayo demostraré que el ateísmo no es una religión y además demostraré por qué no puede serlo.

Contenido.

Definiciones.

La primera definición que se emplea para señalar que algo es religión o merece ese nombre es: "Conjunto de creencias o dogmas acerca de la divinidad, de sentimientos de veneración y temor hacia ella, de normas morales para la conducta individual y social y de prácticas rituales, principalmente la oración y el sacrificio para darle culto." (DRAE)

Mientras que ateísmo se define como "opinión o doctrina del ateo" y ateo como "que niega la existencia de Dios". Puesto que un ateo por definición niega la existencia de lo que la religión tiene como propósito, es decir, una divinidad a la cual rendirle culto y que implícitamente se tiene como existente, es facil comprender que un ateo no puede estar comprendido dentro de religión alguna, ni qué hablar entonces de ateísmo como una religión.

Concluyo entonces que por definición, ateísmo no puede ser una religión.

La religión, caracter antropológico.

La religión, siendo una actividad humana cae en el ámbito de la antropología, la cual reconoce ciertas características del comportamiento humano que hacen a una religión y que escapa a la definición dada anteriormente. Se compara a continuación esas características en relación al ateísmo.

Comparando religión y ateísmo.[1]

Característica de la religión Ateísmo
Posee dogmas El ateísmo no posee dogmas. Si bien hay ateos que sostienen dogmáticamente que Dios no existe, en general los ateos tienen fundadas razones para creer que Dios no existe y que está en materia de discusión, algo que es contrario al dogma tal como lo define la religión. (Dogma: cosa que se cree sin evaluación previa)
Iglesias No posee.
Prácticas rituales sociales tal como nacimiento, casamiento y muerte. No posee.
Algunas religiones cuentan con libros antiguos considerados sagrados los cuales no pueden o no deben ser cuestionados No existe tal cosa en el ateísmo. Existen sí, algunos trabajos de tipo intelectual que son tenidos en alta estima pero que no están fuera de todo cuestionamiento.
Adoración de fuerzas o personas invisibles. No propone ninguna de estas cosas, por el contrario, las niega, incluyendo las "fuerzas" que algunas religiones adoran por poseer cierta inteligencia.
Mitos, sobre el origen del universo (cosmología) o sobre lo que ocurre con la persona luego de su muerte. El ateísmo no requiere ni promueve tales cosas.
Provee un sentimiento de identidad. No lo hace. Debido a que el ateísmo es la simple negación de algo, esto no prescribe ninguna forma de ser.
Creencia en verdades reveladas, generalmente por dioses o poderes sobrenaturales, o reveladas por "señales". Como el ateísmo niega que existan dioses, no puede haber tales revelaciones.
Construye comunidades en torno a ella. No hace ni promueve tal cosa. Es cierto que existen grupos de ateos organizados pero tales grupos están en el mismo nivel que las sociedades de caracter civil, no son comunidades puesto que no tienen regulaciones morales implícitas.
Promueve el arte y cultura religiosa como promoción de sus dogmas. No está claro que esto sea cierto para el ateísmo tampoco. La cultura atea es bastante ténue y suele ser interpretada basándose en doctrinas filosóficas afines, no necesariamente compartida por todos los ateos o por los ateos en general (humanismo, marxismo, materialismo dialéctico, etc...)

Quede entonces demostrado que no es posible hacer una correlación antropológica de la religión con el ateísmo.

Comparación improcedente.

Algunos teístas tratan de igualar el ateísmo con religión para poder decir que los ateos son como los creyentes y por lo tanto son una facción más a la cual oponerse. No pueden o no quieren concevir que haya gente que no es como ellos mismos, es decir, gente que no necesita dogmas o "guías supremas" por las cuales vivir y juzgar. El ateísmo no es una "facción religiosa". El ateísmo no prescribe una moral, ni un comportamiento de vida específicos o codificados, cada ateo es libre de elegir cómo vivir o de adoptar el código de comportamiento que mejor le parezca, generalmente eligiendo ese código provisionalmente.

El ateísmo es la postura argumentativa que adopta una persona frente a la propuesta religiosa, basado en, aunque no limitado a, la razón, la experiencia y a veces la propia psicología personal del ateo, quien llega a la conclusión de que no existe Dios.

La religión es una creación humana.

La religión es una creación del ser humano, socialmente útil a veces, necesaria en algunos casos, pero esto no justifica ni hace que todo ser humano tenga que ser religioso (estar atado a una religión) ni mucho menos que toda religión es verdadera por el solo hecho de existir. El ateísmo es la posición opuesta a la religión, es la respuesta a la propuesta positiva de la relgión ("Dios existe") y esa respuesta es "no, Dios no existe" y en consecuencia niega de base cualquier religión. Por lo tanto no puede ser el ateísmo aquello que el ateísmo mismo está negando.

Algunos teístas tratan de separarse del caracter humano de la religión alegando que ellos no practican una religión queriendo de esta forma legitimar sus creencias básicas diciendo que están fundadas en algo más allá que el ser humano, sin embargo un análisis de sus creencias y comportamiento encajan mucho mejor en la lista de más arriba que el ateísmo mismo. Pero, además, al hacerlo toman una posición más difícil de defender que simplemente aceptando que ellos hacen una religión. Ya es difícil demostrar sólidamente usando la razón y la lógica la existencia de Dios, menos aún será defender que ellos no constituyen una religión cuando en los hechos encajan perfectamente en la definición de religión.

Conclusión.

Por otro lado el ateísmo al negar de plano la existencia de divinidades es imposible que se le pueda catalogar como religión.

Por Diego Romero,