La Página de DriverOp

Refutaciones a las afirmaciones científicas del Corán

Lo que a continuación expongo son algunas refutaciones a una serie de artículos del sito de apologética islámica www.islam-guide.com

Introducción

En esta serie de artículos se intenta demostrar que el Corán contiene "milagrosamente" muchas afirmaciones de caracter científico tal como el sitio antes mencionado señala en su introducción al tema: "El Corán que fuera revelado catorce siglos atrás, menciona hechos científicos, recientemente descubiertos o comprobados por los científicos. Esto prueba sin duda que el Corán debe ser la literal palabra de Dios y que el Corán no fue escrito por Muhammad o por ningún otro ser humano. Esto también prueba que Muhammad es verdaderamente un profeta de Dios. Esta más allá de la razón que alguien haya tenido conocimiento, 1400 años atrás, de estas verdades científicas descubiertas o probadas tan solo recientemente con maquinarias avanzadas y métodos científicos sofisticados."[1]. Ante tamaña afirmación me he decidio analizar que hay de verdadero en todo esto desde una óptica escéptica y racional.

Para una mejor comprensión sugiero al lector que se diriga al artículo en cuestión mediante los links que pongo como título a cada refutación. El sitio está protegido por derechos de autor y no me atrevo a copiar todos los párrafos aquí.

El Corán y el desarrollo embriónico humano:

En la cita del Corán se nos dice que hay una clara referencia a la embriología moderna. Pero si analizamos críticamente la cita vemos que el primer verso es erroneo, el ser humano no proviene de ningún barro. Luego de leer el Corán (no es tan largo como la Bíblia) y buscar en él otras referencias que hablen sobre la creación del ser humano encontré que también fuimos creados de la tierra (11:61), también dice que venimos del polvo seco (15:26-33, 17:61), de la nada (19:67), no de la nada (52:35), de tierra mojada (23:12), de la mirra (38:71) y finalmente del agua misma (24:45, 25:54), habiendo tantas referencias dispares acerca de la creación del ser humano pregunto ¿cuál es la correcta?, ¿por qué es la citada en el artículo la correcta y no las otras?. Esto solo demuestra una cosa: que el Corán se contradice a sí mismo.

  El verso 13 de la cita coránica parece decir muchas cosas increíbles y el autor se pregunta cómo pudo Mahoma hace 1500 años saber todas estas cosas, la respuesta es más sencilla de lo que parece y no implica ningún ente sobrenatural revelando ningún secreto: la simple observación.

Para ninguna cultura es un secreto que el esperma masculino tiene relación directa con la gestación de un bebé. La misma Bíblia menciona este hecho en el cuento de Onán (Génesis 38:9-10). No veo nada extraordinario ni sobrenatural en la interpretación que el autor de este texto hace.

Vamos ahora la interpretación de Moore, antes les diré que el Dr. Moore es musulmán y a finales de la década del 70 escribió un libro de apologetica islámica donde escribe acerca de estos supuestos aciertos científicos del Corán con aire cientificísta.

Moore se sorprende al ver la supuesta precisión del pasaje coránico acerca del proceso de concepción de un nuevo ser pero un análisis más detallado de la cita me revela que no hay nada sorprendente en esto, como ya dije, practicamente todas las culturas ya sabían, antes de escribirse el Corán cómo ocurría la gestación aunque sea burdamente (y la cita del Corán es muy burda) Aristóteles mismo 1000 años antes de ser escrito este supuesto libro sagrado ya había enunciado correctamente la función del cordón umbilical junto con un montón más de aciertos científicos incluso más evidentes que la vaguedad citada del Corán para este texto, y nadie proclama a los cuatro vientos que Aristóteles haya sido inspirado por ningún Dios, visto que cualquiera puede describir, aunque sea groseramente, el proceso de gestación de un ser vivo dentro de una matriz no veo por qué Moore y el autor del texto y el resto de los musulmanes se sorprenden de encontrar esas referencias por escrito.

Lo que el Corán dice sobre las montañas:

En este mensaje de asegura que las montañas tienen raíces, lo cual no pasa de ser una interpretación poetica de un hecho científico, las montañas no son más que pliegues en el manto terrestre, solo poeticamente se puede decir que las montañas tienen "raices", la realidad no es así, las montañas no crecen como si fuesen plantas.

Se dice en el Corán que las montañas fueron "puestas" como si estas estructuras geológicas fueran una cosa separadas de la corteza terrestre, lo cual, a la vista del conocimiento científico actual no tienen el menor sentido, las montañas son nada más que un acceidente geográfico y no una entidad separada de esta por lo que no pueden ser "puestas" en ningún sitio. Las montañas son el resultado de la presión de las placas tectonicas entre sí, que produce un levantamiento del manto, a ese levantamiento le llamamos montañas. Por lo que el Corán falla en describir qué son las montañas al decir que fueron "puestas" encima de la tierra y enterradas como estacas.

Este comentario: "Las montañas también desempeñan un papel importante en la estabilización de la corteza terrestre.4 Ellas impiden el estremecimiento (movimiento irregular, temblor) de la Tierra." no pudo haber salido de la boca de ningún geólogo, puesto que las montañas no tienen nada que ver con la fricción entre las placas tectónicas que producen temblores. La nota [4] indica que esto está citado de un libro de apologetica islámica, es decir, de una fuente que no es autoritativa en materia de geología.

"De igual manera, la teoría moderna de las placas tectónicas sostiene que las montañas funcionan como estabilizadores de la tierra." simplemente hilarante. Si esto fuera cierto ¿cómo se puede demostrar?, los terremotos se producen tanto en zonas montañozas (Los Andes) como en lo profundo del mar (Tsunamis), ¿cómo demostrar que sin montañas las placas tectónicas se moverán más de lo que lo hacen actualmente?, esto también tiene otra implicación: si Alá "puso" las montañas para "tener quieta" la tierra ¡hizo un mal trabajo!, porque los terremotos y la deriva continental siguen ocurriendo.

Por todo lo expuesto hasta aquí, el Corán tiene un cero en geología.

El Corán y el origen del universo:

Según el verso 41:11 y su interpretación se sugiere que el origen del Universo comenzó con materia gaseosa, tal como indicaría la Teoría del Big Bang (BB).

Primero que nada el Universo no comenzó con ninguna nube de gas o material gaseoso alguno, ya que el gas es materia y el Big Bang no propone tal cosa, la BB dice que comenzó como energía pura condensando en plasma y luego en materia. Luego tenemos, si admitimos que "material gaseoso" como plasma esto no es lo que dice el verso, el verso dice claramente "humo", el humo ni siquiera es un gas, sino finas partículas de cenizas lo cual deja a este verso muy lejos de poder ser interpretado como una "verdad científica". Por último tenemos el problema del contexto, en el verso 41:9 ("Di: "¿No vais a creer en Quien ha creado la tierra en dos días y Le atribuís iguales? ¡Tal es el Señor del universo!"") se dice que la Tierra fue creada en dos días, en el siguiente verso, el 10 ("En cuatro días iguales: ha puesto en ella, encima, montañas firmes, la ha bendecido y ha determinado sus alimentos. Para los que inquieren... ") tenemos que Alá crea las montañas, Y LUEGO viene el verso 11 donde según la apologética vendría a suceder el Big Bang, esto contradice la cosmología científica aceptada hoy. La Tierra no pudo existir antes del BB.

Lo que el Corán dice sobre los mares y ríos:

Primero que nada, me gustaría saber cómo de una vaguedad como la de los versos 55:19-20 se puede deducir el efecto picnóclino del agua, especialmente cuando se dice explícitamente que es "una barrera infranqueable" lo cual aplicado al efecto picnóclino es falso, porque agua dulce y agua salada al final terminan por mezclarse, rompiendo la supuesta barrera. Lo que sucede con este pasaje y el siguente citado es que el autor primero asume que se trata del efecto picnóclino y luego trata de hacer cuadrar las palabras a los hechos, proceso en el que falla miserablemente. No hay una referencia directa a tal efecto. Lo que yo veo más bién es una falacia por argumento circular: las citas hablan del efecto picnóclino, el efecto picnóclino está claramente descrito en estos pasajes, luego el Corán habla sobre el efecto picnóclino; esto es absurdo.

Los comentarios finales contienen afirmaciones que son patentemente falsas y además contradictorias. Si el Corán señala que el mar contiene dos zonas, una con agua salada, otra con agua dulce y estas nunca se mezclan pues entonces esto se puede verificar empíricamente de forma tan simple como ir con un bote a la zona en cuestión y probar el agua con la boca. Si esto se puede hacer teniendo como "sofisticado equipo" un bote y papilas gustativas ¿qué les habría impedido a las personas de hace 1400 años atrás o más comprobar este fenómeno y consignarlo en un libro al que luego se le atribuye inspiración divina?

Por otra parte el verso 55:10-20 bién podría interpretarse de muchas maneras, como que la "barrera" no es nada más que un espacio de tierra que separa un río del mar salado. Que el autor diga que se trata del efecto picnóclino queda evidente así como nada más que forzar las palabras para que cuadren con el hechos.

Finalmente es falso que la barrera entre el agua salada y dulce no se pueda ver. Si uno tiene la suerte de vivir en la desembocadura de un río hacia el mar podrá comprobarlo fácilmente. Y por si fuera poco hay referencias históricas al fenómeno mucho antes de que el Corán fuese escrito (más bién recopilado), Plinio el Viejo, historiador romano del siglo primero, anotó sus observaciones acerca de la diferencia de colores del agua en el estuario del río Elba en Italia y le atribuyó correctamente la diferencia de coloración a la salinidad de las mismas. Nada mal para un antiguo que no tenía "equipo sofisticado" ¿eh?.

Lo que el Corán dice sobre los mares profundos y las olas internas:

Que en las profundidades del mar existe la obscuridad es un hecho que se puede corroborar por simple observación, y esto lo puede hacer cualquier mortal con solo ir al mar, no se requieren equipos especiales ni grandes conocimientos científicos para corroborar este acerto, mucho menos que nos lo diga un supuesto libro sagrado.

Este comentario no hace más que ponerle un aura de misterio a lo que no lo es en absoluto. Como he dicho, que la luz no penetra hasta el fondo del mar es evidente en sí mismo al observador causal, proponer que se requieren grandes equipos para esto es como decir que se requiere un telescopio para ver que la Luna es redonda.

En la segunda parte se cambia completamente el significado de la palabra "ola" para hacer cuadrar un hecho científico con el texto coránico. Las olas solo se producen en la superficie de un medio viscoso como el agua, lo que se produce en el centro de ese medio no son olas, sino ondas de compresión.

El Corán sobre las nubes:

Este mensaje es el pináculo de la ingenuidad. Es que hay que ser muy ingenuo para no darse cuenta que el texto no hace nada más que sorprenderse de lo evidente. Cualquier mortal con ojos y visión puede darse cuenta que de las nubes es que caer la lluvia, que el viento empuja las nubes y que estas se acumulan en el cielo ¿dónde está lo extraordinario de esas observaciones?, el autor nos quiere hacer creer que se requiere un doctorado en meteorología para poder darse cuenta de estos hechos evidentes, por favor...

En un pasaje especialmente curioso por lo gracioso el Corán asegura que las montañas suspendidas en el cielo y el autor no tiene empacho en decir que eso se refiere a las nubes cúmulo-nimbo porque estas alcanzan volumenes semejantes a los de las montañas, pero el texto coránico no dice que las nubes sean como montañas, el Corán dice explícitamente que en el cielo hay montañas! ¿cómo se explica esto?, facilmente, si nos atenemos a la mitología reinante en la época de escritura, y al propio Corán que dice que hay cielos encima de nuestras cabezas (31:10) y que estos contienen rios y valles y obiamente montañas, entonces todo cuadra mejor. No hay un cielo así, luego el Corán se equivoca, luego no es nada más que una coleccíon de tradiciones y mitología árabe del siglo V.

Comentarios de los científicos sobre los milagros científicos en el Sagrado Corán:

Esto no es más que un cúmulo de argumentos de autoridad que nada demuestran sino más bién lo forzado de las interpretaciones que los musulmanes quieren hacer del otro cúmulo de vaguedades que es el Corán.

Me detengo por ejemplo en esta cita: "El Dr. Simpson estudió estos dos dichos del Profeta exhaustivamente, notando que los primeros cuarenta días constituyen una claramente distinguible etapa en el desarrollo del embrión." yo le pregunto al Dr. Simpson ¿por qué 40?, ¿por qué no 56, que es cuando el feto comienza a desarrollar el cerebro y el corazón comienza a latir?, ¿o por qué no 77, que cuando el feto comienza a adquirir los rasgos que le serán propios toda la vida, es decir, lo que los teístas llaman "alma"?.

La idea es totalmente arbitraria, no puede establecer que un embrión a los 40 días de gestación tenga nada de especial o de particular o de extraordinario en comparación a otras etapas simplemente porque todas son igual de importantes.

El Gran Desafío: El de producir un capítulo igual a cualquiera de los capítulos del Sagrado Corán.

Aquí el Corán presenta un desafío: que se escriba una sura igual que cualquiera escrito en el Corán. Ahora yo pregunto ¿igual en qué sentido?. Según el autor del texto nadie ha sido capaz de escribir un solo capítulo igual a los del Corán en su belleza, elocuencia, esplendor, sabia legislación, información verdadera, profecías verdaderas y otros atributos perfectos del Corán.

Bien pues, veamos lo de "belleza" ¿quién será el juez que determine que un capítulo de cualquier otro libro es "mas bello o igual de bello" que cualquier sura coranico?, ¿cuales serán los parámetros objetivos para determinar la igualdad?, para entender este problema digamos que yo pinto un cuadro con un paisaje de montaña y lanzo el reto a que se pinte un cuadro de similar belleza, al punto tengo cientos de cuadros para jugzar y los determino todos feos, si me preguntan por qué simplemente porque no me gustan.

Elocuencia, estamos en el mismo problema anterior. Para mí el poema más elocuente que leí en mi vida es "Mi último adios" de José P. Rizal, dedicada a su Filipina natal pero que haría llorar a cualquier persona en un suelo extranjero, entonces por lo que a mi me consta ese poema es más elocuente que los monotonos e insulsos versos del Corán.

Esplendor, idem anterior.

Sabia legislación. Pues cualquier tratado de jurisprudencia moderno es mucho mejor que las bárbaras leyes coránicas.

Información verdadera. Estoy en eso, lo que he leído de las supuesta milagrosa veracidad científica del Corán es para reirse. Cualquier manual escolar contiene más información verdadera que el Corán.

Profesías verdaderas. Pues hay un señor testigo de Jehová dando vueltas por este foro que no ha hecho un mal trabajo extrayendo profesías de la Bíblia. Lamentablemente no me voy a detener en este punto por ahora porque desconozco cuáles son las alegadas profesías del Corán, aunque estoy al tanto de las supuestas profesías de la Biblia, si son del mismo tenor entonces no tengo nada de qué sorprenderme.

... Y otros atributos perfectos del Corán. Hasta donde se el propio Corán no supera a ningún otro libro considerado "sagrado", incluyendo al espacial "Libro de Urantia".

El autor del artículo declara que nadie ha sido capaz de vencer este desafío pero también es cierto que el "desafío" descansa en reglas puramente subjetivas y para nada claras, ¿quién puede vencer en un reto así?. El sura 108 dice: "1. Te hemos dado la abundancia. 2. Ora, pues, a tu Señor y ofrece sacrificios. 3. Sí, es quien te odia el privado de posteridad.", el verso 3 es inentendible, el 1 parece una frase sacada de contexto (¿falta un texto anterior?) y el 2 tiene menos poesía que un pedido de compras a la General Motors. Me resulta increíble que los Árabes contemporaneos de Mahoma no hayan sido capaces de producir cuatro versos mejores que estos tres. Antes bien, me parece, que simplemente en el "desafío" el ganador nunca fue presentado.

Conclusión:

Habiendo demostrado que en la mayoría de las afirmaciones que se hacen acerca de la "milagrosa exactitud científica del Corán" no son más que reinterpretaciones con los hechos en la mano y el resto de las mismas flagrantes ingenuidades disfrazadas de grandes misterios concluyo que el Corán no tiene nada de científico y que tal cosa solo está en las observaciones partidistas de sus seguidores más no en los hechos fácticos. De no ser así desafío a cualquier musulmán que crea que el Corán contiene afirmaciones científicas de anticipación a que me traigan una, una sola cita de algún descubrimiento que la ciencia aún no haya hecho, o bién que encuentren en el Corán la respuestas a algunas interrogantes que la Ciencia tiene hoy, por ejemplo ¿el Universo terminará abierto, cerrado o estacionario?.

La pura verdad es que ningún científico jamás ha descubierto ningún nuevo conocimiento científico leyendo el Corán, si no es así reto a la comunidad islámica a que me presente un ejemplo de tal cosa.

Los textos presentados aquí no son más que pensamiendo deseoso (wishful thinking), nada más que expresiones de deseo de que algo maravilloso salga de las páginas de un libro escrito hace 1400 años por un montón de tribus seminómades del desierto árabe, tal cosa no ha ocurrido hasta ahora y sinceramente no creo que ocurra nunca simplemente porque el Corán es una fabulación.

Especial mención tengo que hacer a los cristianos de este foro, cristianos que se autodenominan fieles creyentes en los textos bíblicos. Esto es sumamente relevante para mí y debería serlo para cualquier persona que tenga dudas acerca de sus creencias religiosas. Señores cristianos ¿cómo es posible que tenga que venir un ateo a refutar las afirmaciones de un musulmán sabiendo que dichas afirmaciones, de ser ciertas, implican la veracidad del texto coránico y la falsedad de la Bíblia?, ¿será porque si alguno de ustedes tratara de usar la razón para refutar las aclamaciones de este musulmán tendrán que admitir que se puede hacer lo mismo con la Bíblia?.

A mi no me importa tanto refutar esta sarta de fumadas islámicas, pues no me parecen nada del otro mundo, lo realmente significativo para mi es haber comprobado la brillante pasividad de los fervientes creyentes cristianos que no se han atrevido a ponerse a pensar racionalmente ¡incluso cuando su propia religión está siendo atacada! ¿o será que son tan ciegos que no se dan cuenta de las implicaciones de las afirmaciones de este musulmán?

En esta conjunción de cristianos y musulmanes, para mi, sale ganando la racionalidad. Dicen que un diamante adquiere su verdadero esplendor cuando está solo en una vitrina pero que pierde su belleza cuando está junto a otros diamantes, creo que la metafora es relevante aquí: cuando los cristianos (o los musulmanes) están solos brillan muy bonito, pero cuando se juntan con otra religión comienzan a perder su brillo...

Por Diego Romero,