La Página de DriverOp

Determinismo.

1. Conceptos previos.

1.1. Causa.

Digamos que yo no "creo en la existencia de las causas". Es decir, yo creo que el concepto Idealista de "cauas" (de Platón en adelante) no es real, no le corresponde nada real. Las causas no están "en" los objetos, sino que están en nosotros. Son una forma que tenemos de entender las cosas.

Sugiero leer a Hume en este tema. Pero si quiere, un ejemplo: Le doy una cajita con un botón. Cuando usted aprieta el botón, oye una sirena. Cuando lo deja de apretar, cesa la sirena. ¿Deducción? El apretar el botón causa la sirena.

Pero usted no sabe que yo, que tengo la mano en el boslillo, aprieto mi cajita cada vez que le veo apretar el botón a usted. ¿Deducción? La causa de que suene la sirena es que yo aprieto el botón.

¿Porqué usted no puede detectar la diferencia entre una y otra relación causal? Porque usted de hecho no ve ninguna relación causal. Las relaciones causales no se perciben. Usted la construye en su cabeza.

Por tanto, las "causas" Idealistas no son necesarias. Lo que usted percibe es que aprieta el botón y que suena la sirena. No necesitamos suponer la existencia de ningún hecho más en el universo.

Yo uso por tanto un concepto estadístico de causa:

Hay una relación de causa necesaria y suficiente entre A y B, si:

  1. A y B son hechos.
  2. A es anterior a B.
  3. Cada vez que ocurre A, ocurre B.
  4. Cada vez que ocurre B, ha ocurrido antes A.

Si no ocurre la (3), A es causa necesaria pero no suficiente. Si no ocurre la (4), es suficiente pero no necesaria.

Y ese concepto de causa usaré en el resto de mi respuesta.

1.2. Nivel de abstracción.

Llamamos "abstraer un dato" a "obviar intencionadamente" ése dato. La abstracción es un mecanismo muy importante de comprensión. Nuestro mismo organismo está preparado para abstraer.

Considere un montón de canicas de colores en el suelo, que forman un smiley (dos ojos y una boca). Considere tres personas a las que se pregunta "que hay en el suelo". Considere las siguientes respuestas:

A: "Hay una canica roja a 15 centímetros y 34° norte de la punta de mi nariz. A 2 cm y 157° hay una blanca. A 1,3 cm y 86° otra azul. Las tres parecen formar un grupo. A 10 cm y 93° hay una amarilla. A 0,6 cm y 14° una blanca. A..." (y así hasta todas las canicas del suelo).

B: "Hay un dibujo de un smiley hecho con canicas".

C: "Hay unas canicas".

La primera respuesta es la que menos datos ignora, y por tanto la que tiene un "nivel de abstracción más bajo". La segunda ignora más datos, y la tercera es la que tiene un "mayor nivel de abstracción".

Lo que más quiero resaltar de esto es que:

  • Ninguna de las tres respuestas es "más cierta que la otra". Las tres respuestas son ciertas. Simplemente, son respuestas a diferentes niveles de abstracción.
  • Ninguna de las tres respuestas "causa" la otra. El que sea un montón de canicas no es la causa de que haya una canica roja a 15 centímetros y 34° norte. Y tampoco el que haya una canica aquí y otra allá (respuesta A) causa el que haya un montón de canicas. Son hechos simultáneos, y por tanto (ver arriba) no puede ser uno causa del otro.
1.3. Propiedad emergente.

Una propiedad emergente de un sistema, es una propiedad que está implicada en las propiedades de las partes del sistema, pero que no es una propiedad de esas partes. Por ejemplo, la desviación típica (un concepto de estadística) de velocidad en un instante, de unas moléculas de agua en un vaso, es una propiedad emergente, ya que ninguna de las moléculas tiene una "desviación típica de velocidad": Tienen simplemente una velocidad.

Otro caso más interesante son las líneas de fuerza del ajedrez (un concepto avanazdo de ajedrez): El sistema de relgas del ajedrez (movimientos de las fichas, objetivo del juego, posición inicial) no incluye líneas de fuerza... pero las implica, y surgen cuando uno usa esas reglas.

La evolución, por ejemplo, es una propiedad emergente del ecosistema. Es algo que ocurre porque el ecosistema tiene unas determinadas características: Heredabilidad de características relevantes para la reproducción, recursos y tiempo de vida limitados, etc.

1.4. Función n-aria.

Una función f() es unaria si acepta un único parámetro para dar su resultado. Por ejemplo, f(x) = 2 + x, da 4 si x=2. O por ejemplo, edad(x) = "35 años" si x=Selfruled. Tanto f() como edad() son funciones unarias.

Una función es binaria si necesita dos parámetros: g(x,y) = x + y da 6 si x=2 e y=4 (por ejemplo). casados(x,y) = "verdad" si x="George W. Bush" e y="Laura Bush".

"Dar" es como mínimo una función ternaria: Alguien da algo a alguien. Podemos añadir que en un momento y lugar determinado, y más cosas, pero podemos dejarlo así también: dar(x,y,z).

Para señalar que x debe ser un tipo de algo, podemos usar la notación de conjuntos (pasada por el editor de Univisión)... x € A (x pertenece a A). Por ejemplo, f(x,y) Vx,y € R := x+y (la suma en los números reales) o...

casados(x,y) Vx,y € Personas := x está casado con y

dar(x,y,z) Vx € Actores, y € Personas, z € Objetos = "x" da "z" a "y".

Espero que este poco de matemáticas no le confunda demasiado.

2. Determinismo clásico.

El determinismo clásico dice algunas cosas:

  • Que, conocidas con exactitud (a) las leyes del universo, (b) el estado inicial de un sistema, y (c) las influencias externas sobre ése sistema, un observador puede calcular el comportamiento futuro de ése sistema, sin importar si es un sistema vivo o incluso autoconsciente (como un ser humano), o si ése sistema es el universo entero (y por tanto carece de influencias externas).
  • Que el comportamiento de un sistema está totalmente determinado por el comportamiendo de sus partes. Es decir, que está causado de forma necesaria y suficiente por el comportamiento de ésas partes (comportamiento que puede depender de factores externos, como hemos visto).
  • Que un observador perfecto (que podría ser Dios, pero no tiene porqué serlo) puede en consecuencia conocer toda la historia futura del universo con exactitud.

Vale la pena mencionar que esta idea es muchísmo más antigua que la física moderna.

2.1. Causa inicial, imposible.

El primer problema de esto es que si el universo tiene un estado inicial (como nos dice el Modelo Estándar de la Física), ese estado es no sólo el comienzo del espacio sino del tiempo mismo. Y por tanto, no puede estar determinado por nada, no puede estar causado por nada, ya que cualquier causa seria (ver "causas" anterior, y no puede haber un hecho anterior al tiempo, porque no hay un momento anterior al tiempo, porque los momentos se definen en el tiempo.

Por cierto, esto demuestra que el universo no puede haber sido creado, pero no quiero alejarme del tema... y además creo que ya hemos tratado esto...

Sin embargo, esto no es un gran problema para el determinismo clásico. Basta con hacer una escepción a eso de que "todo está determinado", al comienzo del universo.

2.2. Leyes del Universo.

El determinismo clásico habla de las "leyes del universo". Pero ¿qué es una "ley del universo"? Para mí, como naturalista, no puede ser nada idea que existe en algún mundo metafísico. Las leyes del universo son regularidades que simplemente ocurren. El universo, simplemente, presenta regularidades. No presenta todas las que podria, ni presenta tampoco extraordinariamente pocas. Pero presenta bastantes, las descubrimos con la física.

Una regularidad se manifiesta, como muy pronto, la primera vez que ocurre el hecho que luego se repetirá una y otra vez. Antes, esa regularidad no existe. Y digo claramente: No existe. No es que exista idealmente y no se haya manifestado, como si fuera un fantasma. Lisa y llanamente, no existe.

Digamos que usted coge una canica y la deja caer. Y cae. Y luego la coge de nuevo y la deja caer. Y cae. Y por tercera vez. Y cae. Felicidades, acaba usted de provocar una nueva regularidad en el universo: "Cuando Sidragasun suelta una canica, ésta cae". La puede llamar "Principio de la Caída de Canicas de Sidragasun-Moredan" (deme un poco de crédito, hombre, ya que le ayudé... ).

Sin embargo, claro, a nadie va a interesarle esa regularidad. Porque esa regularidad está implicada en una ley que conocemos desde hace tiempo, la Ley de la Gravedad. Cuidado, sin embargo, con mis palabras: Está implicada, no está incluída. El Ppo. de la Caida de Canicas de S-M no existe en la realidad, hasta que usted haga caer las canicas. Y no está incluído en nada que exista, como la Ley de la Gravedad. Pero está implicado: De la Ley de la Gravedad puede deducirse que si deja usted caer una canica, ésta caerá.

Visto esto, las regularidades como la Ley de la Caída de las Canicas de Sidragasun-Moredan sí tienen una causa necesaria y suficiente: La ley de la gravedad, que existe antes.

Pero ¿qué pasa con la Ley de la Gravedad misma? Es posible que algún día descubramos una Ley que la implica también, y que se haya manifestado antes (aún no sabemos exactamente qué pasó en la primera trillonésima de segundo tras el Big Bang). Pero de momento no la hay, asi que por lo que sabemos la Ley de la Gravedad no tiene causa.

Lo que pone otro límite al determinismo clásico. Otra excepción necesaria.

2.3. Heisenberg.

El Principio de Incertidumbre de Heisenberg nos pone fronteras clara al conocimiento. No podemos conocer ni siquiera la posición y velocidad de una única partícula. No podemos, por tanto, tener una descripción completa del estado inicial de absolutamente nada, ni siquiera un simple electrón (podemos tener el resultado de una combinación de ambas, la función de onda, pero éso es otro tema, es como no poder saber "x" ni "y" pero saber que x * y = 6).

Osea, que el "observador perfecto" es imposible. Lo que pone un poco en duda la relevancia de lo que pueda o no pueda calcular.

2.4. Más hechos sin causa.

Tenemos en la física cuántica otros hechos que parecen contradecir el principio de que todo tiene una causa necesaria y suficiente. El más destacado me parece la aparición de pares partícula / antipartícula en el vacío.

Al parecer, en cada micra cúbica de vacío, constantemente, aparecen pares de partícula / antipartícula que se colapsan despúes sobre si mismos, sin dejar rastro la mayor parte de las veces. En condiciones muy especiales (como alrededor del horizonte de sucesos de un agujero negro) puede ocurrir que una partícula caiga en el agujero mientras que la otra huya, lo que provoca la impresión de que el agujero negro emite partículas.

Esta aparición surge de forma fortuita, y por tanto, no tiene causa necesaria y suficiente. E implica un margen de error para que el "observador perfecto" calculara el futuro, ya que pueden actuar sobre el sistema estudiado de forma aleatoria.

Asi que tal observador perfecto necesita además una lista de eventos aleatorios futuros, como parte de su lista de "hechos externos que afectarán al sistema"... y esto, aunque el sistema sea la totalidad del universo.

2.5. El problema de "determinar".

Otro problema del determinismo lo tengo con ese concepto de que el comportamiento del sistema total está determinado por el de sus partes. Porque esa frase, "determinado", implica para muchos deterministas una relación causal: La causa del comportamiento del sistema, es el comportamiento de sus partes.

Y yo no veo tal relación causal. Mi comportamiento (coger un libro) y el de mis partículas, son lisa y llanamente el mismo comportamiento. Es lo mismo, visto a niveles de abstracción diferentes (ahora comprende porqué tuve que explicar esto en "conceptos previos". Asi que para mi tiene tan poco sentido decir que yo cojo el libro porque mis partículas se mueven así o asá, como decir que las canicas forman una cara porque están situadas así o asá. Eso no es una relación causal, porque ambos hechos son simultáneos, y hemos visto que para mi, una causa tiene que ser necesariamente anterior a su efecto.

Por tanto, a un nivel de abstracción, yo cojo un libro porque decido cogerlo. Y a otro, mis partículas se mueven así o asá porque antes las partículas de mis neuronas se movieron así o asá. Ambos hechos son ciertos. Pero no hay una relación causal entre hechos simultáneos a diferentes niveles de abstracción, y por eso el determinismo clásico falla.

3. Mi determinismo.

De todas estas críticas al determinismo clásico, llegamos a mi determinismo. Que claro, los hay que dirán que ya no es tal determinismo...

  • Conocidas con exactitud (a) las leyes del universo, (b) el estado inicial de un sistema, y (c) las influencias externas sobre ése sistema, un observador puede calcular el comportamiento futuro de ése sistema, si y sólo si además conoce los hechos fortuitos futuros. En caso contrario, sólo puede hacer una buena aproximación.
  • El comportamiento de un sistema es una propiedad emergente del comportamiento de sus partes, pero no está causado por éste comportamiento, sino que son niveles de abstracción diferentes.
  • Un observador perfecto no existe ni puede existir. Pero ciertamente, si existiera y tuviera no sólo una descripción completa del estado inicial del universo y sus leyes, sino también de los hechos fortuitos futuros, podría calcular con exactitud la historia futura del universo.

Como puede ver, mi determinismo no es un enfrentamiento radical con el determinismo clásico, no es en absoluto "la postura completamente opuesta". Pero sí tiene diferencias importantes.

A esto se le suma que las críticas al determinismo que conozco son, en su gran mayoría, o bien sobrenaturalistas, o bien muy mal fundadas. Lo que reconozco que me mueve a usar la etiqueta.

4. La libertad.

4.1 libertad(s,a,o).

Desde luego rechazo, como humanista, cualquier concepto de "libertad" basado en ideas sobrenaturales, alma, "principios a priori" (Kant) o demás parafernalia Idealista. Mi concepto de libertad es objetivado e incluso, en cierto modo, medible.

Bien, yo defino la libertad, primeramente (osea, básicamente) como una función ternaria. Y luego ya defino libertades binarias, unarias y "de aridad 0".

libertad(s, a, o) Vs€Sujetos Va€Acciones Vo€Observadores

Es decir, empiezo hablando de la libertad de un sujeto, para realizar o no realizar una acción, ante un observador. Fíjese: Para mí el observador es necesario para empezar a definir este concepto. Esto es algo contrario a las definiciones clásicas de libertad, que no solían depender de observadores (lo que pongo tampoco puede ser tan nuevo, no pretendo ser la inventora de nada de esto tampoco).

Y la defino así de simple:

libertad(s, a, o) Vs € Sujetos Va € Acciones Vo € Observadores := -log2( max( fiabilidad( prediccionSi, predicciónNo ) ) )

Osea: Es menos logaritmo en base dos, del máximo de las fiabilidades, de las predicciones que puede hacer el observador: "s hará a" y "s no hará a".

Cuando o dice que "s hará a", esa predicción tienen una fiabilidad. Y lo mismo cuando dice que "s no hará a". Uso esa fiabilidad para calcular la libertad(s, a, o).

Ejemplos:

  • Si el Observador no tiene ni idea de si el Sujeto llevará a cabo la Acción o no, la fiabilidad de su predicción "lo hará" es de 50%, y la misma es la fiabidad de la predicción "no lo hará". Por tanto, libertad(s, a, o) = - log2( max(0.5, 0.5) ) = - log2( 0.5 ) = - (-1) = 1. El máximo posible, el Sujeto tiene cara al Observador, una libertad del 100% de hacer o no hacer la Acción.
  • Si el Observador tiene datos para predecir que el Sujeto, probablemente, hará la Acción, la cosa cambia. Digamos que puede predecir que si la hará, con un 75% de probabilidades. Calculemos de nuevo... - log2( max(0.75, 0.2) = -log2(0.75) = -(-0.415) = 0.415. Ahora el Sujeto tiene cara al Observador, una libertad del 41.5% de hacer o no hacer la Acción. Es menos libre, pero aún es libre.
  • Ahora supongamos que el Observador es ese "observador perfecto" imposible del que hablábamos. Ésta vez su predicción (digamos que predice que no la hará) tiene una fiabilidad del 100%: -log2( max (0, 1) ) = -log2(1) = -(-0) = 0. El Sujeto ya no tiene absolutamente ninguna libertad para hacer o no hacer la Acción, cara a este Observador su libertad es 0%.
4.2. Definiciones derivadas.

Lo más importante, claro, es que la libertad la defino, primeramente, en base a esta terna de Acción, Actor y Observador. Solo después, derivo definiciones más amplias de libertad. Por ejemplo (no voy a poner la 7 combinaciones que quedan, no vale la pena):

  • La libertad de un Actor para realizar una Acción, es la media ponderada de las libertades cara a todos los observadores posibles (lo que excluye al observador perfecto, que Heisenberg nos dice que no es posible).
  • La libertad de un Actor, es (entre otras cosas) la media ponderada de las libertades de ese actor para todas las acciones posibles.
  • Y la libertad en general, sin nada más, es media ponderada de todos los actores.

Con esto tengo una definición de libertad que no tiene nada que ver con nada metafísico ni ideal, y que además es hasta cierto punto medible.

4.3. ¿Somos libres?

Evidentemente, dado que el observador perfecto no puede existir, somos libres en cierta medida.

Hay acciones para las que no somos libres: Yo predigo con una fiabilidad enorme que usted no va a destruír el universo en los próximos minutos. Y por tanto, cara a mí, usted no es libre de destruír el universo en los próximos minutos. Considerando todos los observadores posibles y la fiabildad de sus predicciones, creo que no sólo cara a mí sino en general, no es used libre de destruír el universo en los próximos minutos.

Esto no tiene nada que ver con que lo que sea que usted haga, será una propiedad emergente del comportamiento de sus partículas: Como puede ver estos temas no se tocan. Mi definición de libertad no se apoya en mi determinismo, pero tampoco que da detenida o cancelada en ninguna medida por él.

Y tampoco es una definición digamos abstracta. No es que "creamos ser libres", sino que somos libres, con todo el significado moral que eso tiene (responsabilidad y poder). Somos menos libres que otros, si nuestro entorno nos condicioná más (osea, si hace posibles predicciones más fiables).

Como anécdota, para concluír, quería comentarle de mi definición de libertad tiene a veces curiosas consecuencias prácticas: Hubo un debate hace poco sobre si el gobierno británico podía instar cámaras en las calles para observar a la gente. Se defendía que "mientras el Gobierno no use esa información para dañar los derechos de los ciudadanos, no hay un ataque a su libertad". Y yo respondía que "el mero hecho de que el Gobierno sepa más sobre mi, es ya un atentado a mi libertad, independientemente de para qué use esa infromación". Si ha entendido la postura que he expresado en este epígrafe, puede comprender porqué.

Por Moredan Kantose,