La Página de DriverOp

"Open Source is a mess"

("El código fuente abierto es un desastre")

Voy a dar mi opinión acerca del llamado "movimiento Open Source" relativo a la confección de software y la filosofía detrás de este movimiento. Para hacer mi crítica usaré el método de preguntas y respuestas, las preguntas hechas por un interlocutor imaginario.

¿Qué entiendes por Open Source?.

Entiendo que se trata de hacer disponible al usuario de un software el código fuente del mismo, y, alternativamente, el permiso para que ese usuario, si posee las habilidades necesarias, modificar el código y usar una versión modificada del mismo. Además, en algunos casos, el software es de uso gratuito.

Ok. ¿Qué ves de malo en ello?.

En principio nada, al menos en la primera parte. Es la segunda parte la que me molesta.

¿Por qué?.

Bueno, es una pregunta larga de responder.

Comenzaré diciendo que el programador que adopta la filosofía del Open Source está regalando su trabajo, por supuesto, todo el mundo tiene derecho de hacer con su trabajo lo que le venga en gana, y si dispone de los recursos para sostenerse de otra manera que no sea programando puede si quiere regalar su trabajo como programador. Yo, como muchos programadores, no tengo tales recursos. Me parece una falta de ética profesional. Yo me pasé muchos, muchos años estudiando para llegar a ser un programador profesional, al punto de que mis creaciones sean usables al nivel que se espera de un profesional; no estoy dispuesto a regalar mi trabajo, y no puedo hacerlo, porque lo que hago, lo hago para comer. Sí, para comer, para llevar comida a mi mesa, para vestirme, para sostener una casa y una familia.

Por más barato que cobre por mi trabajo no puedo competir con lo que es gratis. Algunos defensores del Open Source argumentan que el Open Source no impide que se cobre por un programa Open Source, pero tampoco impide que sea gratuito, y hay toneladas de software gratis. Estos defensores dicen que el software debe ser libre y que esa libertad no obliga a que el software sea gratuito, pero insisto, tampoco lo impide.

Seamos realistas, el 99,9999999% de los usuarios de software usan software Open Source porque es gratis y la gran mayoría de ellos ni siquiera saben de qué se trata la filosofía Open Source y si la supieran estarían encantados de adherir a ello mientras sea gratis. Esto es un hecho. ¿Por qué pagar por algo cuya competencia lo ofrece gratis?. Es una cuestión de sentido común. Y en el estado actual del desarrollo Open Source, hay programas gratuitos que son tan buenos o mejores que los programas comerciales equivalentes.

Pero tú también usas programas Open Source y no has pagado por ellos.

¡Por supuesto que sí!. Porque yo también soy usuario, ¿y qué?. Si alguien ofrece gratuitamente algo que me es útil, lo tomo. Si lo que necesito no fuera gratuito, lo pagaría, un precio razonable, como todo, vamos.

Pero si lo haces ¿no estarías alentando aquello con lo que no estás de acuerdo?.

Es verdad hasta cierto punto. Sin embargo no siempre es así. Por ejemplo, cuando probé el Opera, este no era gratuito ni Open Source pero lo ví tan buen programa que no tuve ningún problema en pagar por él, incluso el precio me pareció justo, y convengamos que el IE me vino gratis con Windows, y aunque sí pagué por mi copia de Windows y este podría haber venido sin el IE, el IE se puede bajar gratis de la Red totalmente legal. Si el punto fuera que me aprovecho de que existe software gratuito entonces no habría pagado por Opera.

La realidad es que la mayoría de la gente no razona de esta manera. Lo primero que mira es el precio. Y si el precio es cero, lo toma sin importarle por qué tiene ese precio.

El software Open Source es perjudicial para el desarrollo de software en el sentido de que alienta la siguiente concepción del usuario lego en programación: hablo por experiencia propia, cree que hacer software es muy fácil, es tan fácil que incluso los programas se regalan. Este es el mensaje que le está enviando el movimiento Open Source al común de la gente. Lo cual es falso. Hacer software no es soplar y hacer botellas, como toda actividad profesional, necesitas de estudios, que no son gratuitos en general, necesitas esfuerzo, dedicación, creatividad, habilidad y talento, como cualquier otra actividad económica.

Pero vamos, todavía puedes cobrar por asesorar en sofware Open Source, es lo que hace la comunidad Open Source!.

Eso es argumentar en contra de la realidad. Mi experiencia me dice otra cosa. Cuando una persona usa algo que no le costó nada conseguir, nunca se queja con el fabricante. Otra vez, el razonamiento es el siguiente: "esto anda mal pero ¿qué puedes esperar de algo que es gratuito?". La gente se queja y pide soporte solo por aquello que ha pagado, por aquello que le costó conseguir. Si alguien paga por un software que anda mal, exije que se lo arreglen. Si alguien no ha pagado por ello pues se la aguanta. Esto tiene que ver con otro malentendido que el común de la gente, la gente que es lega en programación, cree que el software es una cosa, como un televisor, que si se rompe o tiene fallas de fabricación, puede reclamar garantía. Pero el software no es un producto, es un servicio, o mejor aún, una obra de arte, tal como un libro o una canción. Cuando compras un libro puedes reclamar por fallas en el soporte (páginas mal impresas o rotas), pero no puedes reclamar por inexactitudes en el contenido. El software es igual.

La falacia de "cobrar por asesorar en Open Source" recide en que el usuario nunca te va a pagar para que le digas qué está haciendo mal o por qué falla algo en el programa que está usando. Porque desde el punto de vista del usuario común si ve algo malo en el programa ¡se busca otro programa gratuito que haga lo msimo!... o paga por un software comercial y exige asesoramiento. ¿La prueba de esto?: ¿cuántas empresas sobreviven cobrando por asesoramiento en Open Source?, yo no conozco ninguna.

Por Diego Romero,